¡CON ESFUERZO Y DEDICACIÓN TODO SE LOGRA! De Petare a Harvard, una conmovedora historia

0
16446

De petare a Harvard, así se titula esta conmovedora historia, que relata la vida de Javier, un joven venezolano, emprendedor y luchador, que a pesar de el ambiente en el que creció, tomo una decisión que cambiaría su vida.

Javier opto por los estudios, descubrió que mas allá de Petare existía un mundo y él podía conquistarlo, se dedicó a esforzarse por ser el orgullo de su familia y de todos los que lo conocen y lo logró.

A continuación te dejamos la historia, para que te motives a perseguir tus sueños y así como Javier lograr el éxito que deseas:

Por: Luis Olavarrieta

La popular parroquia de Petare es la barriada más peligrosa del continente latinoamericano. Allí se alojan centenares de bandas criminales que rivalizan, incesantemente, con la vida. Todos los días, se amanece con un lamentable suceso.

Es cotidiano que cientos de inocentes queden atrapados entre las líneas de fuego. La venganza y el odio se adueñan de cada sector. Las autoridades, en muchas de las zonas, no logran el control, ni el acceso. La violencia, es la ley que impera.

La niñez corretea entre papagayos y el sonido de las balas. La agresión es el lenguaje que desde pequeños conocen. La inocencia se pierde a la vuelta de la esquina. Contra el embarazo precoz no hay vacuna. La prevención escasea como los productos básicos.

Petare es la suma de 2000 barrios pequeños que, en su mayoría, nacieron de la ocupación ilegal, la invasión. La mayoría de sus calles son estrechas. Un sinfín de escaleras conectan a las distintas comunidades que viven entre el miedo y la precariedad.

Las adicciones y otras conductas, fuera de la legalidad, son una epidemia que atenta contra la juventud. Ellos ven las oportunidades distantes, las ganas de salir adelante es un deseo que se evapora con el pasar de los años.

Javier Hernández nació, bajo estas realidades, en el afamado suburbio. Él es un joven que pudo retar a su propio destino: “Yo tengo una foto donde aparecemos nueve personas, cuatro de ellas están muertas, una presa, otra se fue del barrio y dos todavía están bajo condiciones que no son las más deseadas. A medida que vas viendo cómo van terminando muchas de ellas, tú te preguntas, ¿cómo quiero terminar yo?”

Con tristeza relata la difícil situación que existe en su comunidad. Su grupo de amistades se ha ido reduciendo por diversas circunstancias, “la mayoría de mis amigos con los que he crecido no lo han contado, quizás tuvieron la oportunidad de elegir. Uno, a medida que va creciendo, va tomando decisiones que, más o menos, te van guiando hacia donde tú quieres ir, gracias a Dios yo encontré otro camino. Tal vez hoy, no lo estuviese contando”.

La delincuencia también lo tocó de cerca, una de las personas más importantes de su vida fue víctima de una banda de criminales: “A los 15 años me mataron a un familiar cercano, mi primo. Era como mi hermano, el modelo a seguir, lo asesinaron a los 16. Pude haber tomado la decisión de vengarlo, tal vez si lo hubiese hecho no estaría aquí contándote esto.”

Todas estas espinosas situaciones lo llevaron a tomar una gran decisión: “¿quién no conoce el ambiente complejo que se vive aquí?, por eso, me atreví a cambiar mi rumbo, las complejas circunstancias no me detuvieron.”

Siendo apenas un adolescente, empezó a invertir su tiempo en aprender un nuevo idioma. Su madre, para ese entonces, trabajaba como asistente en una academia de inglés, lo que le permitió tener un primer contacto con otra cultura.

Desde su computadora, y por iniciativa propia, comenzó a utilizar diccionarios digitales. En sus momentos libres traducía los vídeos juegos. Sus fines de semana los dedicó a explorar las distintas herramientas que había en internet para aprender, aún más, sobre este lenguaje. “Aprendí a interactuar en inglés a través de chats y correos.”

“Yo no sabía que el mundo era más grande, gracias a ese primer acercamiento me di cuenta lo que había afuera, esto me estaba dirigiendo a un camino que para mí era incierto, pero sin duda era mucho más apasionante.”

Una tarde, en su colegio, se encontró con una información que lo motivó a seguir en la búsqueda de oportunidades. Gracias al apoyo de la fundación “Embajadores Comunitarios“ terminó de confiar en sus capacidades: “Vi una campaña en una cartelera de unos chamos que se iban a Bélgica a recibir un premio que, en su momento, la fundación se había ganado y, obviamente, me emocioné porque ahora mi siguiente sueño era viajar al extranjero”.

“Fui a una reunión que pautaron y me explicaron las distintas actividades que ellos realizan. Allí ellos te dan distintas herramientas de liderazgo, de empoderamiento a través de los Modelos de las Naciones Unidas.”

Solo dos semanas de preparación y llegó el momento de demostrar los conocimientos aprendidos, representando a su querido barrio en una competencia intercolegial, apoyado por la referida  fundación. Por supuesto, la actividad no fue en su idioma natal.

“Mi primer desafío fue en un colegio bastante prestigioso de aquí, yo nunca había visto un colegio privado y menos bilingüe. No sabía que pudiera existir un liceo con cafetín, cajeros bancarios, canchas deportivas y piscina, eso impacto mi vida.”

El siguiente paso era llegar a una instancia internacional. Debido a sus excelentes calificaciones y a la historia que lo acompañaba diversas instituciones, como héroes anónimos, decidieron apoyarlo. El sería parte de la representación de Venezuela designada para defender el tricolor en la universidad más prestigiosa del mundo, Harvard.

Javier llegó al pódium, enfrente, la audiencia, conformada por los profesores y estudiantes más calificados del mundo. Con un discurso totalmente en inglés logró conmover a los asistentes. Ese día, Petare se llenó de luz. Por un momento, retumbó más el orgullo de una madre que el sonido de una bala.

Hoy Javier estudia, becado, dos carreras en universidades privadas. En su barrio muchos dicen: ¡Allí está nuestro orgullo, ahí va nuestro futuro presidente! ¡Bravo Javier!

¿Y usted que opina de esto? Deje su comentario y no olvide compartir la información



Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here