¡NATURAL! Caramelos de jengibre para los malestares estomacales

0
280

Créelo, caramelos deliciosos de jengibre, lleno de frescura para tu boca, y muy refrescante para tu estomago, los ingredientes a utilizar son muy sanos los cuales te proporcionaran azúcar a tu cuerpo en forma saludable.

Ingredientes

– 2 tazas de agua
– 1/4 de taza de raíz de jengibre rallado
– 3/4 de taza de azúcar orgánico o azúcar moreno
– 1/4 de taza de miel

Preparación

1. Ralla la raíz de jengibre, colócala en una taza medidora y aplástala con una cuchara. Necesitarás el equivalente a un cuarto de taza.

2. Vierte el jengibre rallado en una olla con dos tazas de agua y hiérvelo a fuego lento hasta que la mitad del líquido se evapore. Esto tomará aproximadamente 30 minutos. Una vez que esto suceda, cuela el jengibre y reserva una taza del líquido de decocción.

3. Unta una bandeja pequeña –de alrededor de 17 x 10 cm- con aceite de coco. Forra su interior con papel encerado y úntalo con el mismo aceite.

4. Vierte el agua de la de cocción del jengibre en una olla grande y limpia y llévala a fuego fuerte. Agrega el azúcar y la miel.

Si tienes un termómetro para caramelo te resultará muy sencillo, simplemente necesitas que alcance 148°C. En caso contrario, deberás tomar una cucharadita de té del caramelo y dejarlo caer en un recipiente lleno con agua bien fría –sin hielo-. Estará listo cuando, al entrar en contacto con el agua, se forme una bola rígida. Al tomarla entre tus dedos, debes sentirla dura pero al mismo tiempo poder moldearla al hacer presión.

5. Cuando el caramelo esté listo, viértelo en la bandeja y déjalo reposar por 30 minutos. Al cabo de este tiempo, voltea la bandeja y quita el papel encerado.

6. Si no logras desmoldar el caramelo, sepáralo en trocitos con un cuchara. Te dará un poco más de trabajo, pero el resultado final no será demasiado distinto. Si lograste desmoldarlo, unta un cuchillo con aceite de coco o pásalo por agua caliente y úsalo para cortar el caramelo en cubitos. Puedes almacenarlos por cuatro o seis semanas, incluso un poco más si los guardas en el refrigerador.

Come un caramelo antes o después de comer para que te ayude a hacer mejor la digestión. Si tienes náuseas, te mareaste en un viaje en automóvil o tienes dolores estomacales, come dos caramelos cada dos o cuatro horas.

 

Fuente: http://www.labioguia.com/notas/aprende-a-preparar-caramelos-medicinales-en-casa



Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here